Tratamientos con fármacos

Los fármacos que se utilizan para la disfunción eréctil son los inhibidores de la fosfodiesterasa 5. Esta enzima induce la vasoconstricción de modo que termina la erección. Cuando se inhibe se relajan los vasos sanguíneos, permitiendo que se llenen de sangre y provoquen la turgencia necesaria. Todas las moléculas comercializadas tiene una eficacia similar y las diferencias entre sí son leves: forma de administración, tiempo hasta su efecto y duración del mismo.

El especialista será quien deberá asesorar sobre su utilización y escoger el fármaco que más se ajusta a cada paciente.

Solicitar cita / receta

A continuación vamos a repasarlas:

  • Sildenafilo: Se descubrió en 1998 y fue el primero en comercializarse para esta indicación. Es de color azul y se puede encontrar en diferentes dosis (25, 50 y 100 m). Su tiempo de actuación es de aproximada una hora tras su administración y su eficacia es de hasta 12 horas (esto significa que se puede tener una erección bajo el efecto de sildenafilo durante ese tiempo, no que la erección vaya a durar medio día). Su absorción puede verse afectada por el consumo de alimentos. El 56% de los pacientes tratados con sildenafilo 25 mg presenta una mejoría en la erección, ascendiendo este porcentaje a 77 y 84 con las sucesivas dosis.
  • Tadalafilo: En 2003 apareció la segunda molécula indicada para la disfunción eréctil. En este caso el color es amarillento y su efecto empieza 30 minutos después de la administración. El tiempo en el que el fármaco es eficaz es de hasta 36h. Otra diferencia con sildenafilo es que la absorción no se altera con el consumo de alimentos. De este fármaco tenemos tres dosis: 5, 10 y 20 mg. La primera es para uso diario y se recomienda en pacientes que no quieran depender de la toma de la pastilla previa al coito. Con las dosis de 10 y 20 mg se describe que un 67% y un 81% de los pacientes presentan erecciones de mejor calidad.
  • Vardenafilo: También en 2003 se comercializó vardenafilo, de color anaranjado y redondo. Su efecto se puede notar a partir de los 10 minutos de la toma, pero la norma es que sea tras 30 minutos. La duración del mismo puede ser de hasta 12 horas (como sildenafilo) y la absorción se puede ver disminuida por la comida grasa. De este fármaco tenemos tres dosis (5, 10 y 20 mg). Los porcentajes de pacientes que presentan una erección de mejor calidad son de 66%, 76 % y 80 % respectivamente. A favor de vardenafilo tenemos que se trata del fármaco con mejor eficacia en los pacientes diabéticos (un 72% de erecciones satisfactorias). Otra característica de esta molécula es que se encuentra disponible en una formulación bucodispersable (se absorbe en la boca y no interactúa con la dieta, así se absorbe más rápido y más cantidad).
  • Avanafilo: Diez años después aparece avanafilo, descrito como un inhibidor altamente selectivo de la fosfodiesterasa 5. El comprimido también es amarillo y sus dosis son de 50, 100 y 200 mg. El efecto se inicia entre 15 y 30 minutos después de la administración y las tasas de éxito son del 64, 67 y 71% respectivamente. Su absorción no se ve afectada por la ingesta de alimentos.

Efectos secundarios

Un efecto secundario común es el dolor de cabeza o cefalea. Es el más frecuentemente presentado y el que todos los fármacos pueden provocar. Los efectos secundarios de cada uno nos pueden ayudar a escoger el fármaco. Además de la cefalea, sildenafilo también puede presentar alteraciones visuales leves o sofocos (10% pacientes). Tadalafilo puede asociar dolor a nivel lumbar o muscular (5% pacintes) y es el que produce más ardor a nivel gástrico (12% de pacientes). En cambio, del mismo modo que avanafilo, los sofocos son menos frecuentes (4%). Para vardenafilo destaca la congestión nasal (10%).

Pregunta ahora

Tabla comparativa