Disminución del Deseo Sexual

Es relativamente frecuente que los hombres sufran de disminución del deseo sexual o libido. Es más frecuente en los hombres más mayores, dado que aumenta con la edad, pero los jóvenes también pueden presentar esta alteración. Puede aparecer sola o acompañada de otras alteraciones en la esfera sexual, como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz, por tanto habrá que preguntar sobre ellas en la entrevista clínica.

Solicitar cita / receta

Causa Psicológica

La causa psicológica es la más frecuente y puede englobar problemas como el estrés, los problemas de pareja, la ansiedad o la depresión. En estos pacientes las pruebas que se realicen van a ser normales y el tratamiento debe consistir en la terapia psicosexual.

Los fármacos

Los fármacos también pueden ser una causa frecuente de disminución de la libido, siendo los mayores culpables los antidepresivos y ansiolíticos. De entre las causas orgánicas que justifican esta patología, se encuentra el síndrome de déficit de testosterona, en el que los niveles de la hormona masculina por antonomasia se encuentran disminuidos y producen síntomas como el descrito. Además se acompaña de disfunción eréctil puede presentarse con pérdida de masa muscular, cansancio, osteoporosis, aumento de masa grasa, pérdida de vello corporal y sofocos.

Su incidencia es de entre un 6 y un 12% de los hombres entre los 30 y los 70 años. Se detecta mediante una analítica y se trata con suplementos de testosterona, con los que la libido mejorará en unas tres semanas, tardando más el resto de síntomas como la disfunción eréctil. Habrá que ir monitorizando los niveles de testosterona en consultas posteriores para adecuar las dosis del tratamiento.