Alteraciones de la eyaculación

EYACULACIÓN PRECOZ
La eyaculación precoz es la alteración de la función sexual más común, pudiendo afectar a uno de cada cinco hombre en algún momento de su vida. Estos datos los facilita la Sociedad Europea de Medicina Sexual, que también informa de que tan sólo un 10% de los afectados buscará consejo médico.

¿Qué es la Eyaculación Precoz?

La definición más aceptada es la pérdida del control voluntario sobre el reflejo de la eyaculación, previo a la penetración o poco después de la misma, acompañada de un estrés psicológico secundario. No obstante existen otras definiciones en relación a la sociedad o grupo científico que la describa. Se suele considerar la eyaculación precoz cuando pasan menos de dos minutos desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación.

Como comentábamos, la prevalencia es difícil de estimar, dado que la mayoría de hombres que la padecen no consultan para buscar remedio. Algunos estudios describen tasas de afectación de entre el 20 y el 40%.

Test eyaculación precoz

¿Cuáles son las CAUSAS y TIPOS de Eyaculación Precoz?

A grandes rasgos podemos diferenciar dos tipos de eyaculación precoz:

La eyaculación PRIMARIA, que se presenta desde el inicio de actividad sexual en la juventud, o la eyaculación SECUNDARIA, que aparece en hombres que previamente han tenido eyaculaciones normales. Este segundo tipo también se conoce como eyaculación adquirida y es la más frecuente.

En cuanto a las causas, el FACTOR PSICOLÓGICO es lo más importante, aunque se desconoce una causa clara. Entre las alteraciones psicológicas más frecuentemente asociadas a la eyaculación precoz se encuentran el estrés, la ansiedad, la depresión o la existencia de relaciones sexuales traumáticas o frustrantes previas.

Además, la presencia de eyaculaciones precoces predispone al hombre que las padece a presentar ansiedad, frustración sexual, disminución de la libido o una autoestima baja, lo cual va a agravar e incluso perpetuar el ciclo, dificultando la posibilidad de tener relaciones sexuales. Cuando la eyaculación ocurre previamente a la penetración, se pueden presentar incluso problemas de fertilidad.

En otras ocasiones la eyaculación precoz se puede asociar a otras patologías sistémicas (neurológicas, endocrinológicas…), el uso de fármacos u otras alteraciones de la función sexual como la disfunción eréctil. Es importante identificar esta última asociación, ya que la impotencia puede ser la causa de la eyaculación precoz por la ansiedad que genera la primera para poder mantener relaciones sexuales. No obstante, la incidencia de eyaculación precoz no aumenta con la edad, a diferencia de lo que ocurre con la impotencia.

Parece haber cierta evidencia de que existe un componente genético o hereditario que pueda estar detrás de algunos tipos de eyaculación precoz.

Para diagnosticar e identificar el tipo y la causa bastará con una buena historia clínica y con una exploración física que incluya los genitales.

Tratamiento de la Eyaculación Precoz

Se han descrito diferentes líneas de tratamiento que pueden combinarse para abordar dicha patología. La TERAPIA PSICOSEXUAL puede ser útil en el manejo de la ansiedad y las expectativas, pudiendo ayudar a adoptar cambios conductuales o técnicas de relajación.

Los TRATAMIENTOS TÓPICOS como los anestésicos locales pueden aplicarse sobre el glande para disminuir la sensibilidad del mismo y alargar el tiempo de latencia hasta la eyaculación. En esta misma línea se aconseja el uso del preservativo.

En cuanto a MEDICAMENTOS ESPECÍFICOS hasta la fecha sólo se ha aceptado uno: la dapoxetina. Se trata de un fármaco inhibidor de la recaptación selectiva de la serotonina (IRSS) de la familia de otros antidepresivos. Su administración se realiza a demanda, entre una y tres horas antes de la relación sexual. Con ello se logra alargar el tiempo de latencia desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación de 3 a 4 veces. Con ello se reduce la angustia que presenta el paciente, aumenta la satisfacción del paciente y mejora la relación de pareja.

Es importante evitar la toma de alcohol junto con dicho fármaco por poder potenciar los efectos secundarios (típicos de este tipo de antidepresivos: náuseas, dolor de cabeza, mareo…)

Se han descrito otros fármacos que también pueden ser útil en dicha patología: medicamentos que pertenecen a la categoría de morfina-analgésicos u otros antidepresivos de la familia de la dapoxetina. No obstante ninguno de ellos se ha indicado específicamente para la eyaculación precoz.

La CRIOABLACIÓN es una técnica novedosa que también se está empleando para tratar esta patología, basada en la aplicación de frío sobre el nervio dorsal del pene para lesionarlo, todo ello guiado por TAC. En un estudio publicado en el Journal of vascular and interventional radiology se describió que se lograba aumentar el tiempo de latencia desde 50 segundos (previo al tratamiento) hasta 250 segundos (posterior al tratamiento), aunque después de un año de la intervención el tiempo disminuía hasta los 140 segundos.

Por último, como comentábamos, en ocasiones la mejor estrategia es la combinación de varios tratamientos.

Pregunta ahora

Eyaculación Dolorosa

La eyaculación se acompaña del orgasmo, durante el cual se segregan sustancias químicas que proporcionan placer: endorfinas u oxitocina. En ocasiones, el dolor interrumpe este placer que la eyaculación proporciona.

La causa más frecuente de que aparezca dolor durante la eyaculación es la infección de alguno de los órganos del tracto urinario inferior. La inflamación o infección de la uretra (uretritis) es una de las causas más comunes de este dolor y suele ser provocada por una infección de transmisión sexual: gonorrea o Chlamydia. También puede ser secundaria a otras bacterias más típicas de la infección de orina, como E. coli.

  • Además del dolor durante al expulsión del semen, la URETRITIS produce quemazón al orinar (disuria), aumento de la frecuencia y de la sensación de ganas de orinar. Se puede acompañar de la secreción de un líquido purulento en el extremo final de la uretra. Se diagnostica por la clínica y con un cultivo de un frotis de la uretra, y se trata con antibióticos.
  • La PROSTATITIS (infección de la próstata) puede ser otra causa de eyaculación dolorosa y puede asociarse a uretritis u otras infecciones de orina. Los síntomas habituales de esta entidad son la disuria, la fiebre, la emisión de sangre con el semen o la orina. El tato rectal en estos pacientes será doloroso. Como en el caso anterior, el tratamiento son los antibióticos, que en esta ocasión deberán durara unas 4 semanas. En los casos en los que no se halle infección causante de dichos síntomas se pensará en una prostatitis abacteriana, que se tratará con antinflamatorios.
  • La ESTRECHEZ o ESTENOSIS DE LA URETRA puede ser la causa del dolor, por dificultar el paso del semen. Esta se suele producir después de la manipulación de la uretra (cirugía previa, traumatismos, infecciones o sondajes traumáticos) y se diagnostica mediante la realización de una exploración con contaste y radiografías (uretrografía) o mediante la visión con endoscopio de la uretra (uretrosocpia). Existen múltiples tratamientos para la estenosis de uretra en relación a su localización y calibre: desde dilataciones con sondas, pasando por la ampliación mediante un corte en la estrechez (uretrotomía), hasta la colocación de un injerto de piel o mucosa para sustituir el trozo estrecho.

Una causa rara de dolor durante la eyaculación es el cáncer de próstata y sólo lo producirá cuando esté avanzado y la masa tumoral comprima la salida del semen.

Dada las múltiples causas de dicha alteración, se deberá realizar una buena entrevista clínica, que orientará sobre las pruebas que se deberán solicitar.

Eyaculación Retardada

Eyaculación retardadaBastante menos frecuente que la eyaculación precoz es la eyaculación retardada (la presentan entre un 1 y un 4% de los hombres). Se trata de un retraso en la aparición de la eyaculación pene a la existencia de un estímulo sexual suficiente y adecuado, siempre y cuando no se presenten otras alteraciones concomitantes de la esfera sexual.

Como la eyaculación precoz, también puede ser primario o adquirida. En este caso también se incluye una segunda clasificación: global si ocurre todas la veces y situacional si sólo aparece en ocasiones o en determinados escenarios, como en la penetración (pero no la masturbación).

Las causas son variadas y habrá que buscarlas en la entrevista clínica y sexual completa junto con una buena exploración física que incluya los genitales:

  • ALTERACIONES PSICOLÓGICAS: ansiedad, insatisfacción sexual, depresión, etc.
  • ALTERACIONES HORMONALES (diabetes)
  • ALTERACIONES NEUROLÓGICAS
  • FÁRMACOS

En los casos en los que se detectan causas que puedan corregirse, se actuará sobre las mismas. No obstante, esto es poco frecuente y no se logra encontrar algo que justifique el retardo en la eyaculación. Ahí es cuando entra en juego la terapia sexual (incluso junto a la pareja), las modificaciones del comportamiento sexual y la medicación.

Cabe decir que los fármacos que se utilizan para este fin no tienen una indicación específica, por lo que su prescripción es empírica.

Los casos en los que la eyaculación se retarde por una pérdida de sensibilidad (edad o diabetes) serán más difíciles de tratar, pudiendo no corregirse.

Solicitar cita / receta