Anorgasmia y Disminución del Orgasmo

La anorgasmia es la ausencia total del orgasmo, aparece a pesar de un estímulo sexual suficiente, sin otras alteraciones de la esfera sexual y produce estrés psicológico. Esta es la definición más aceptada y se asemeja bastante a la de la eyaculación retardada. Se debe a que en ocasiones se consideran variantes de la misma entidad y se estudian en conjunto. Recordemos, no obstante, que eyaculación y orgasmo no son sinónimos y no siempre van de la mano. La tasa de afectados es variable según el estudio que se mire (entre un 8% y un 14% de hombres).

Causas frecuentes de la anorgasmia

Así como la definición es similar a la de la eyaculación retradada, las causas también lo son:

  • Causas psicológicas, como la ansiedad o el estrés.
  • Alteraciones endocrinas como el déficit de testosterona, alteraciones de la prolactina o de la glándula tiroidea
  • Disminución de la sensibilidad del pene a causa de la edad, diabetes o enfermedades neurológicas.
  • Administración de fármacos o drogadicción con sustancias opioides, antipsicóticos, antidepresivos o alcohol, entre otras.

Anorgasmia situacional

La masturbación frecuente puede producir anorgasmia situacional: el placer que el hombre es capaz de proporcionarse con la mano a veces no es replicable durante el coito, imposibilitando llegar al orgasmo. Esto ocurre más si la masturbación se realiza con cierta fuerza o con algún patrón concreto difícilmente emulable. La anorgasmia puede ser primaria, adquirida, global o situacional como la eyaculación retardada.

Tratamiento de la anorgasmia

El tratamiento se basa en resolver las causas tratables y administrar mediación cuando no las hay -o cuando el paciente no mejora del todo.

Pregunta ahora