Eyaculación dolorosa

La eyaculación se acompaña del orgasmo, durante el cual se segregan sustancias químicas que proporcionan placer: endorfinas u oxitocina. En ocasiones, el dolor interrumpe este placer que la eyaculación proporciona.

La causa más frecuente de que aparezca dolor durante la eyaculación es la infección de alguno de los órganos del tracto urinario inferior. La inflamación o infección de la uretra (uretritis) es una de las causas más comunes de este dolor y suele ser provocada por una infección de transmisión sexual: gonorrea o Chlamydia. También puede ser secundaria a otras bacterias más típicas de la infección de orina, como E. coli. Además del dolor durante al expulsión del semen, la uretritis produce quemazón al orinar (disuria), aumento de la frecuencia y de la sensación de ganas de orinar. Se puede acompañar de la secreción de un líquido purulento en el extremo final de la uretra. Se diagnostica por la clínica y con un cultivo de un frotis de la uretra, y se trata con antibióticos.

La prostatitis (infección de la próstata) puede ser otra causa de eyaculación dolorosa y puede asociarse a uretritis u otras infecciones de orina. Los síntomas habituales de esta entidad son la disuria, la fiebre, la emisión de sangre con el semen o la orina. El tato rectal en estos pacientes será doloroso. Como en el caso anterior, el tratamiento son los antibióticos, que en esta ocasión deberán durara unas 4 semanas.

En los casos en los que no se halle infección causante de dichos síntomas se pensará en una prostatitis abacteriana, que se tratará con antinflamatorios. La estrechez o estenosis de la uretra puede ser la causa del dolor, por dificultar el paso del semen. Esta se suele producir después de la manipulación de la uretra (cirugía previa, traumatismos, infecciones o sondajes traumáticos) y se diagnostica mediante la realización de una exploración con contaste y radiografías (uretrografía) o mediante la visión con endoscopio de la uretra (uretrosocpia).

Existen múltiples tratamientos para la estenosis de uretra en relación a su localización y calibre: desde dilataciones con sondas, pasando por la ampliación mediante un corte en la estrechez (uretrotomía), hasta la colocación de un injerto de piel o mucosa para sustituir el trozo estrecho. Una causa rara de dolor durante la eyaculación es el cáncer de próstata y sólo lo producirá cuando esté avanzado y la masa tumoral comprima la salida del semen. Dada las múltiples causas de dicha alteración, se deberá realizar una buena entrevista clínica, que orientará sobre las pruebas que se deberán solicitar.

Solicitar cita / receta
Chatea con un urólogo