Comparte

ORGASMO SIN EYACULACIÓN

La eyaculación es ese momento que define el orgasmo masculino. Con la misma llega el clímax y concluye la experiencia sexual (o no). Al ser un hecho tan patente, su ausencia durante el orgasmo parece algo insólito, como si la relación sexual no estuviera completa. Hoy os hablamos de por qué puede ocurrir y qué implicaciones tiene.

Se suele denominar orgasmo seco a aquel orgasmo masculino que no se acompaña de una eyaculación. Una de las causas que pueden producirlo es el agotamiento de existencias, así de simple. Los hombres jóvenes pueden tener periodos refractarios tras el orgasmo relativamente cortos y enzarzarse en una segunda ronda de placer en cuestión de minutos. Tras unas cuantas rondas, simplemente se agota el semen, por lo que el orgasmo cursa sin eyaculado. En lo que se repone el producto, se resuelve el problema.

Otra causa puede ser la toma de fármacosAlgunos medicamentos como los que se utilizan para los síntomas de tracto urinario inferior (los alfa-bloqueantes) facilitan la salida de la orina desde la vejiga hacia el exterior. Al ensanchar el “canal” de salida, también facilitan que el semen que se aboca a la uretra viaje en dirección contraria; esto se conoce como eyaculación retrógrada, de la que hemos hablado en otras ocasiones. Eventualmente el semen saldrá con la orina hacia el exterior.

Algunas cirugías como las de la hiperplasia prostática benigna, el cáncer de próstata o de vejiga pueden producirla por compromiso de la vía eyaculatoria.

Otras causas posibles incluyen algunos fármacos para la hipertensión arterial, la radioterapia, las lesiones nerviosas o espinales y los niveles bajos de testosterona.

Habitualmente el orgasmo seco produce estrés psicológico en el hombre que lo padece por no entender el porqué de esta situación. Además, en el caso de estar buscando un embarazo puede suponer un problema de mayor envergadura. En estos casos, si la aneyaculación es persistente se pueden obtener espermatocitos directamente de los testículos mediante biopsia para poder fecundar un óvulo in vitro.

Por eso, si te ha ocurrido y tienes dudas al respecto, o si el problema persiste, te aconsejamos que acudas a tu urólogo de confianza para evaluar la situación. ¡Ah! Y recuerda que si esto te sucede estando soltero, no te da un “free pass” para el sexo no protegido. Las infecciones están ahí afuera.

By Dr. Eduard García Cruz

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatea con un urólogo